La primera startup chilena: Osoji se abre a la Bolsa y busca US$ 3 millones para su expansión

Octavio, fundador Osoji.
  • Website:
  • Industria:
  • Año de fundación:
  • Fundadora(e)s:
  • Ciudad:
  • Cantidad de trabajadores:

En 2021, la Bolsa de Santiago y Corfo anunciaron la creación de una plataforma de financiamiento denominada “ScaleX”, por medio de cual la startup se esta convirtiendo en la primera en debutar en una bolsa de valores en Chile.

A cinco años de su fundación, Osoji Robotics, startup chilena que desarrolla soluciones de robótica para el hogar, se transformó hoy es el primer emprendimiento tecnológico en abrirse a la Bolsa de Santiago, hito que se hizo realidad a través de la plataforma «ScaleX», iniciativa impulsada a fines del año pasado por la principal plaza bursátil del país y Corfo -a través de Start-Up Chile-.

Y con su llegada a la Bolsa, que se concretó con el patrocinio de InnovAmerica y Nevasa S.A. como agentes colocadores, la startup apunta a levantar capital por un equivalente a US$3 millones con el objetivo de profundizar su expansión internacional, con especial foco en México y Estados Unidos.

Octavio Urzúa, CEO de Osoji, afirma que ahora la misión es «democratizar la robótica en la región y llegar a 10 millones de hogares en los próximos cinco años». con el objetivo de expandir la marca y sus productos con una visión regional.

La ceremonia de la llegada de Osoji a la Bolsa de Santiago.

La primera apertura bursátil de una startup

En la ceremonia, Nicolas Shea, fundador de InnovAmerica expresa que «compartimos el sueño de conectar a las mejores startups de Chile y Latam con el mercado de capitales. Hay talento y capital en abundancia, solo faltaba conectarlos».

Por su parte, Eduardo Muñoz, presidente de Nevasa, está expectante tras el hito para el ecosistema emprendedor. «Estamos muy contentos y optimistas de participar de la primera apertura bursátil de una startup tecnológica de alto crecimiento e impacto, para recaudar capital y apoyar su expansión internacional», enfatiza.

Recibe este y otros artículos en tu correo todos los meses
Suscríbete a nuestro newsletter