¿Qué falta para potenciar el emprendimiento femenino en Colombia?

Elena Barreneche, fundadora Salvatech
Cómo potenciar el emprendimiento femenino en Colombia
  • Website:
  • Industria:
  • Año de fundación:
  • Fundadora(e)s:
  • Ciudad:
  • Cantidad de trabajadores:

Espacios dedicados exclusivamente a mujeres, recursos y tecnología, generar redes de networking entre emprendedoras y mentoring en crecimiento personal y de negocios, son algunas de las recomendaciones de expertas.

Las brechas de género que se presentan en el campo STEM (en inglés, Science, Technology, Engineering and Mathematics) es salgo que aún persisten a pesar de los esfuerzos por diferentes entidades en todo Latinoamérica, y si bien el emprendimiento se ha convertido en una opción de inclusión laboral para las mujeres,  en el caso particular de Colombia aún queda mucho trabajo por hacer.

De acuerdo con un estudio de Colombia tech, solo el 4% de los founders de startups son mujeres. Una cifra bastante menor para un ecosistema que ha venido creciendo a pasos agigantados los últimos años.

¿Por qué sucede este fenómeno? ¿Qué hace falta para catapultar el emprendimiento femenino en Colombia?, Angie Neux, CTO y cofundadora de Brooki, startup que busca conectar compradores de la industria y del sector de la construcción con proveedores de bienes y servicios, asegura que el problema tiene raíz en la cultura colombiana y en la falta de acceso a oportunidades educativas para las mujeres.

“Todavía hay un paradigma machista, donde el espacio para sobresalir se lo dan a los empresarios masculinos. Considero que este es un problema estructural y que las oportunidades para estudiar y trabajar para las mujeres son más reducidas y suelen tener salarios más bajos que los hombres, lo cual nos pone en situación de desventaja”, asegura.

Particularmente, en el caso de los emprendimientos de base tecnológica o startups, existe una brecha de mujeres que estudian carreras relacionadas con tecnología. De acuerdo con la Universidad Nacional de Colombia, del total de graduados de ingeniería, solo el 26% son mujeres.

De otro lado, Ana Giraldo, coach de Mindset y Emprendimiento Femenino, menciona que las labores de cuidado aún siguen siendo responsabilidad de las mujeres lo que complica las cosas, “es difícil la carga desproporcionada que tenemos de responsabilidades en el hogar. Muchas de nosotras (y me incluyo) al convertirnos en madres, buscamos un equilibrio entre nuestra maternidad y nuestra parte profesional. Creo que nos frena mucho el miedo a crecer una empresa y que se nos salga de las manos. Esto nos deja en una encrucijada en la que muchas veces terminamos haciendo ‘pequeños emprendimientos’ que no pasan de ahí”. En Colombia, de acuerdo con el DANE, en promedio el 75% de las mujeres le dedican más horas a las labores de cuidado y del hogar que los hombres.

“La falta de soporte de las parejas y el entorno. Si uno midiera el aporte del trabajo no remunerado (cuidado de la casa, los hijos etc) en Colombia este equivaldría al 20% del PIB y de eso el 16% lo aportamos las mujeres. Aún hoy, en pleno 2022, las mujeres en Latinoamérica hacemos entre tres y cinco horas diarias más de trabajo no remunerado que los hombres”, destaca Giraldo.

¿Qué se puede hacer?

Las tres mujeres coinciden en que visibilizar los casos de mujeres exitosas en el mundo de las startups es fundamental. Elena Barreneche, fundadora de Salvatech, una startup de staffing solutions que hace alianzas con empresas en Norte América y España para crear operaciones en Colombia, asegura que la visibilidad de mujeres founders y emprendedoras es clave, “creo que cuando vemos que más mujeres se arriesgan a emprender y a tomar la decisión de fundar una empresa, el resto nos motivamos por esos casos de éxito”.

Por su parte, Giraldo señala cuatro factores clave que se deben incluir dentro de las acciones para contribuir a la formación de más emprendimientos tecnológicos en Colombia: espacios dedicados a mujeres, recursos y tecnología, generar redes/networking entre emprendedoras y mentoring en crecimiento personal y de negocios.

Sobre este último, Elena Barreneche coincide en que las mujeres necesitan comenzar a “creerse el cuento” y agrega “considero que las mujeres tenemos que contarnos la historia correcta, en la que nosotras tenemos todo lo que se necesita para lograr lo que queremos en la vida”. Finalmente, Neux concluye que también es clave garantizar la nivelación salarial, brindar mayor acceso a la educación y ofrecer incentivos financieros.

Leyes colombianas que apoyan el emprendimiento femenino 

Las entidades gubernamentales han creado políticas públicas y leyes que buscan fomentar el emprendimiento de las mujeres durante los últimos tres años. Estas son las más importantes.

Uno es el decreto 810 del 4 de junio de 2020, que se creó durante los primeros meses de la pandemia y busca crear un patrimonio autónomo con el objetivo de promover, financiar, invertir y apoyar el emprendimiento de las mujeres en Colombia, así como propender por su formalización y fortalecimiento empresarial.

También está la Ley de Emprendimiento o Ley 2069 del 31 de diciembre de 2021, que da un marco normativo que facilita el nacimiento de nuevos emprendimientos y empresas y les permite crecer para así incentivar la creación de empleo; y la Ley “Creo en ti”, así como la anterior, fue diseñada a partir del rol de las mujeres en la generación de empresa y el crecimiento económico. Por medio de esta última se establecen incentivos para la creación, formalización y fortalecimiento de micro, pequeñas y medianas empresas lideradas por mujeres.

Recibe este y otros artículos en tu correo todos los meses
Suscríbete a nuestro newsletter