Lucas Lopatin, fundador de Indie Build: «La economía va a estar difícil y van haber más founders que van a boostrapear porque no van a conseguir plata»

Sofía Neumann, editora de Startups Latam junto a Lucas Lopatin, fundador de Indie Build.
  • Website:
  • Industria:
  • Año de fundación:
  • Fundadora(e)s:
  • Ciudad:
  • Cantidad de trabajadores:

El emprendedor y creador del startup studio enfocado en bootstrapping, explica los beneficios de esta forma de emprender, en el que las personas deben hacer despegar sus negocios con los recursos que tienen a mano, y no levantando inversiones con inversores institucionales.

Mira la entrevista completa con Lucas Lopatin.

Tras vender su startup de servicios y consultoría de TI en 2021, el emprendedor argentino Lucas Lopatin estaba listo para volver a ponerse el «sombrero» de founder y desarrollar una fintech. Ese era el plan original, pero la idea tomó un nuevo rumbo cuando el emprendedor se sentó a meditar qué era lo que efectivamente quería para su futuro: «Terminé esta etapa de mi vida y comencé a buscar que iba a hacer. Me di cuenta que me encanta crear compañías desde cero y también es un give back, de traer el conocimiento de bootstrapping a Latam, en inglés se habla mucho de eso, pero en español no. Es tiempo de que se empiece hablar de esto».

Así y en septiembre del año pasado, Lopatin puso en marcha su proyecto, Indie Build, un startup studio donde co-crea startups junto a founders de Latam con foco de mercado en Estados Unidos, que tiene en el centro la metodología bootstrapping: hacer una compañía con los medios que el emprendedor tiene cerca.

«Hay muchas definiciones, pero en general es hacer una startup con lo que tengas a disposición, sin usar inversores institucionales como venture capital. Con la libertad que el founder quiera, cómo él o ella quiera. Y esto no tiene por qué se chico, hay muchas compañías que hicieron bootstrapping, como Mailchimp, que se vendió por US$ 12 mil millones», sostiene el founder de Indie Build, que actualmente cuenta con un portafolio de seis startups y que apunta a alcanzar las diez en 2022.

-¿Cuál es la diferencia entre el camino del bootstrapping versus el de venture capital? ¿Cuál es el impacto para una startup de escoger uno de estos dos?

No creo que el bootstrapping es mejor para todos, no creo que un camino sea mejor que otro. Los founders tienen que saber que los VC van a tener expectativas y exigencias, van a estar esperando que sigan cierto libreto y, si no lo hacen, pueden relegar al fundador de la startup. Es un camino a elegir y que es bárbaro, pero el bootstrapping es para alguien que no tiene contactos o quiere tener libertad plena de elegir. Creo que esto tiene poca prensa, está muy acostumbrada a hablar de unicornios y de grandes rondas de capital y no se por qué las otras compañías no tienen un espacio en la prensa. A mí me parece más impresionante un emprendedor que hizo bootstrapping y creo una compañía que factura US$ 5 millones y con ganancias de US$ 2 millones, por ejemplo.

-¿Con el bootstrapping una startup tiene más poder dentro de la toma de decisiones?

Cuando una startup levanta plata con un VC pierde el derecho a veto de un montón de cosas, muchas veces hay historias de horror donde el fondo echa al founder de su propia compañía

-En relación al contexto económico mundial ¿Crees que las startups deben tomar el camino del bootstrapping?

-Comienzo contando una anécdota. Tengo un amigo emprendedor que ha levantado decenas de millones de dólares con su startup, y conversando con él, me dijo que la próxima vez que emprenda iba a boostrapear. Él me dijo «me cansé de esta mierda porque estoy jugando el juego de otros, me dicen (los fondos vc que han invertido en su startup) que tengo que buscar una nueva ronda y de repente me dicen que tengo que tener caja para los próximos tres años».

Creo que hay muchas startups que se están dando cuenta que jugar por las reglas que le dice otro, a veces puede ser divertido cuando el mercado está bien, pero cuando las cosas se ponen difíciles, jugar con las reglas de otro es más aburrido.

La economía va a estar más difícil y van haber más founders que van a boostrapear porque no van a conseguir plata y también creo que muchas se van a terminar por fundirse, esto se va a ver de aquí a seis o doce meses, en 2023 se comenzarán a ver las complicaciones cuando tengan que salir a buscar nuevas rondas. Asimismo, las mejores startups de la historia se crean después de crisis, como Facebook, porque nacen con «valores de guerra» y saben que hay que cuidar cada centavo.

-¿Se puede ser unicornio con el bootstrapping?

-Hay muchas compañías muy grandes que fueron boostrapeadas. Usualmente las startups que llegan a valer US$ 1 mil millones es porque un inversor creyó que vale eso, pero no porque el mercado cree que vale eso. Pero absolutamente se puede con el bootstrapping.

-Tú viste los efectos de la Burbuja Puntocom ¿Crees que el fenómeno actual que afecta al ecosistema startup es similar a lo ocurrido a fines de la década de los 90?

-En los últimos meses la valuación de compañías públicas bajo mucho, empresas como Zoom o Netflix. Estaban hiper infladas, sí (…) Están pasando muchas cosas a la par en relación a la economía, en la Burbuja todo relacionado a las puntocom, ahora no. Es una diferencia muy grande porque es en relación a toda la economía.

Recibe este y otros artículos en tu correo todos los meses
Suscríbete a nuestro newsletter